martes, 14 de enero de 2014

Devocional para adolescentes...


“Adolescentes…estamos en el horno!”
Si quieres saber por qué empieza a leer… (termina bien no te preocupes!)
La adolescencia es una etapa en la vida donde uno va dejando gradualmente de ser un niño y se va convirtiendo en adulto. Yo lo definiría como un “eslabón” entre la niñez y la adultez donde uno no es ni chico ni grande.  Se me ocurre esta ilustración:
Cuando quieres hacer una torta, lo haces en tres etapas: Primero: mezclas sus ingredientes: leche, chocolate, huevos, harina, manteca. Has jugado alguna vez con esta mezcla? Yo sí! Y hasta la he probado, y sabe riquísima! Recuerdo que cuando era niña le pasaba el dedo al bowl donde mi mamá hacía esta mezcla y me lo chupaba a escondidas. A esta etapa de la torta la comparo con la niñez: altamente divertida,  y disfrutable.
La segunda etapa en el proceso de la torta es cuando la metes a cocinar en el horno. Allí está encerradita, tomando temperatura elevando la masa, explotando sus grumos, adquiriendo un nuevo color. No la puedes probar en este momento pues “no está cocinada”. Digamos que está “a medio hacer”. Esta etapa la comparo con la adolescencia.
El adolescente está “a medio hacer”. Empieza con sus cambios típicos: crecimiento de estatura, aumento en la grasa corporal, crecimiento de los músculos, etc. En los varones aparecen los vellos en la cara, en los genitales y en las axilas. Mientras que a las chicas, además de la aparición del vello, y el crecimiento de las mamas, ellas comienzan con su primera menstruación.
Y queridos adolescentes quiero decirles que los cambios no son solo físicos. Estos cambios físicos vienen acompañados de cambios en el pensamiento, es decir en la manera de razonar. Ahora empiezas a razonar desde lo abstracto y formal. Ahora pueden entender cuestiones que cuando eran niños les resultaban imposibles.
Son una especie de “torta a medio cocer” Los ingredientes están, se van mezclando y van tomando forma de a poco. Se nota que no están terminados, y que están creciendo gradualmente.
Si eres un pre a adolescente quiero darte dos noticias. Una buena y una mala.
Empiezo con la mala: Estás en el horno.  Sos como esa torta a “medio cocinar”. Habrá días de “horno caliente” donde tendrás pensamientos confusos, donde te sentirás enojado con tus padres, donde te sentirás irritado, frustrado, y  abatido. Y habrá días de alegría y jolgorio. Pero tranquilo. Esta etapa tiene un comienzo y tiene un final. Los cambios que se están produciendo, los sentimientos que estás teniendo hacia tu cuerpo, hacia ti mismo y aún hacia tus padres durarán mientras estés en el horno.  
Anteriormente te dije que tenía dos noticias. Ya te di la mala. Estás esperando la buena?
La buena noticia es que no estás solo en el horno. Hay alguien acompañando tu proceso. Proceso que es único, que solo tú sabes cómo se siente.
Recuerdas la historia de Daniel en el horno de fuego?
Él estaba allí con sus dos amigos. En el horno. Y junto a ellos se veía la sombra de un cuarto hombre. Sabes quién era? La persona divina de Dios. Él no los cuidó desde el cielo, Él mismo en persona se agachó desde el cielo y se metió en el horno a acompañarlos, a cuidarlos y protegerlos. Dice la Biblia que “ni sus ropas se machucaron por el fuego”
Chicos, esta etapa, la adolescencia con todos sus cambios no dura para siempre pero es necesaria para convertirse en joven. Es así como la oruga se convierte en mariposa. Salir del capullo es un trabajo individual y doloroso. Pero necesario para convertirse plenamente en aquello para lo cual fue creado.
Dios es tu Dios cercano, tu Emanuel (Dios con nosotros) y “está a tu lado todos los días hasta el fin del mundo”.
Tomate fuerte de Su mano mientras estás en el horno y saldrás ileso con tus ropas intactas!
Dios te dice: “Yo estoy contigo todos los días hasta el fin del mundo” y si te pones en Sus manos serás un adolescente que marque la diferencia entre los que te rodean.
Vamos! Te animo a atravesar la adolescencia abrazado a la panza de Dios, como un niño se abraza a su superhéroe para salir de un edificio en llamas como se ve en tantos cómics. Así puedes agarrarte de tu Dios.
Ahora sí, que te parece si comemos una porción de torta?
Glup!
Me haces un favor? Toma un lápiz y subraya en este texto todas las frases que te han hecho pensar, y elige una que te haya reconfortado o desafiado y escríbela en estos renglones.
Si me quieres expresar tus opiniones puedes hacerlo escribiendo a nataliamanago@gmail.com

Dios te bendiga!


Natalia Managó

miércoles, 1 de enero de 2014

Devocional para pre adolescentes


GUARDA TU CORAZÓN…PORQUE ÉL DETERMINA EL RUMBO DE TU VIDA

El rey Salomón dejó una enseñanza que quiero mostrarte hoy para que la ates a tu cuello, la escribas en tu corazón y la tengas como lema de tu adolescencia:

23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
Porque de él mana la vida.
24 Aparta de ti la perversidad de la boca,
Y aleja de ti la iniquidad de los labios.
25 Tus ojos miren lo recto,
Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.
26 Examina la senda de tus pies,
Y todos tus caminos sean rectos.
27 No te desvíes a la derecha ni a la izquierda;
Aparta tu pie del mal.”
  
Si leemos este texto en la Nueva Traducción Viviente encontramos que dice:
Sobre todas las cosas cuida tu corazón,
    porque éste determina el rumbo de tu vida.
24 Evita toda expresión perversa;
    aléjate de las palabras corruptas.
25 Mira hacia adelante
    y fija los ojos en lo que está frente a ti.
26 Traza un sendero recto para tus pies;
    permanece en el camino seguro.
27 No te desvíes,
    evita que tus pies sigan el mal.

Si leemos los mismos textos pero en la versión Dios Habla Hoy, así de claro quedaría expresado:
Cuida tu mente más que nada en el mundo,
porque ella es fuente de vida.
24 Evita el decir cosas falsas;
apártate de la mentira.
25 Mira siempre adelante,
mira siempre de frente.
26 Fíjate bien en dónde pones los pies,
y siempre pisarás terreno firme.
27 No te desvíes de tu camino;
evita el andar en malos pasos.
Como sabes, si has hecho los devocionales anteriores, a mí me gusta mucho hacerte pensar y para eso quiero hacerte algunas preguntas:
1.     A qué cosa el rey Salomón le da mucho pero mucho valor, como un objeto preciado, de gran costo y al que hay que cuidar por sobre todas las cosas?
2.     Que sinónimo le da Salomón al “corazón” en la versión de “Dios habla hoy”?
Esto nos dice que cuidar el corazón es lo mismo que cuidar la mente, no es así?
3.     Para cuidar nuestro corazón (o nuestra mente) hay tres partes de nuestro cuerpo que se involucran en este cuidado, cuáles son? …………………………………..y………………………………….





Escribe o menciona ejemplos prácticos donde se vea un cuidado claro en el uso de

Tu boca:
·          ……………………………………………………………………………......................................................................


·          …………………………………………………………………………………………………………………….........................


·          …………………………………………………………………………………………………………………….........................



Tus ojos:
·          ……………………………………………………………………………………………………………………..........................


·          ……………………………………………………………………………………………………………………..........................



·          ……………………………………………………………………………………………………………………..........................



Tus pies:
·         ……………………………………………………………………………………………………………………………
·         ……………………………………………………………………………………………………………………………
·         ……………………………………………………………………………………………………………………………

Te propongo, en este comienzo de año a que te comprometas a cuidar tu corazón, por sobre todas las demás cosas.
Recuerda que el Señor te puede ayudar en este cuidado, pues Él te hizo y tiene planes con tu vida si sabes guardar tu corazón.
Para empezar te desafío a que recites los tres textos bíblicos de Proverbios en la versión que más te agrade cada día durante dos semanas.
Dios te bendiga!

Natalia Managó

Si bendijo tu vida o tienes preguntas puedes contactarme a: nataliamanago@gmail.com

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Un viaje de Acción de Gracias


 
Encontré ayer este extracto de un libro de Max Lucado y me pareció oportuno compartirlo.
Lo traduje al final para que nadie pierda la enseñanaza.
Buen viaje!
Natalia
 
Two Fathers, Two Feasts
by Max Lucado

The following is an excerpt from In the Eye of the Storm.
Download 
Chapter 12 of In the Eye of the Storm to read even more.

I drove the family to Grandma's last night for Thanksgiving. Three hours into the six-hour trip, I realized that I was in a theology lab.

A day with a car full of kids will teach you a lot about God. Transporting a family from one city to another is closely akin to God transporting us from our home to his.

A journey is a journey, whether the destination be the Thanksgiving table or the heavenly one. The fact that my pilgrims were all under the age of seven only enriched my learning experience.

As minutes rolled into hours and our car rolled through the hills, I began to realize that what I was saying to my kids had a familiar ring. I had heard it before — from God. All of a sudden, the car became a classroom. I realized that I was doing for a few hours what God has done for centuries: encouraging travelers who'd rather rest than ride.

I shared the idea with Denalyn. We began to discover similarities between the two journeys. Here are a few we noted.

In order to reach the destination, we have to say no to some requests.

Children have no concept of minutes or miles.

Children can't envision the reward.

It's worth it.

As we sat around the table today, no one spoke of the long trip to get here. Yesterday's challenges were lost in today's joy.

That's what Paul meant. God never said that the journey would be easy, but he did say that the arrival would be worthwhile.

Remember this: God may not do what you want, but he will do what is right … and best. He's the Father of forward motion. Trust him. He will get you home. And the trials of the trip will be lost in the joys of the feast.

Download 
Chapter 12 of In the Eye of the Storm  for FREE .

From In the Eye of the Storm

 

Un día de auto con los niños nos enseña mucho acerca de Dios! Transportar a los niños de una ciudad a otra es comparable al viaje desde nuestro hogar hasta el cielo. Un viaje es un viaje. Sea por el motivo que sea: Thanksgiving o el cielo. Lo cierto es que mis peregrinos, menores de siete años enriquecieron mucho mi experiencia del viaje.

Mientras los minutos se transformaban en horas, me empecé a dar cuenta que lo que estaba diciéndole a mis hijos me resultaba muy familiar. Lo había oído antes, de parte de Dios. De repente, el auto se transformó en un aula. Y me di cuenta que lo que yo estaba haciendo en un par de horas, Dios lo viene haciendo desde hace siglos! Alentar a los pasajeros que prefieren descansar o abandonar antes que seguir viajando.

Le compartí esta idea a mi esposa y empezamos a descubrir similitudes entre un viaje y el otro. Estas fueron nuestras anotaciones:

·         Para llegar a destino debemos decir que no a ciertas peticiones.

·         Los chicos no entienden el concepto de tiempo entre minutos y millas

·         Los chicos no ven la recompensa

·         Vale la pena

Una vez llegados a destino, cuando nos sentamos a la mesa de Acción de Gracias, nadie habló de lo pesado del viaje de ayer. Los desafíos de ayer fueron empañados con el gozo del hoy.

Esto mismo era lo que Pablo nos decía: Dios nunca dijo que el viaje sería fácil, pero sí dijo que el destino valía la pena.

Recuerda esto: Puede que Dios no haga lo que tú quieras, pero siempre hará lo correcto….y lo mejor para ti. Y las luchas del viaje se perderán el gozo de la celebración final.

 

Tomado de “El ojo de la tormenta” de Max Lucado (capítulo 12)

sábado, 2 de noviembre de 2013

Accion de gracias, devocional para "Familias Agradecidas"


DIOS NO ES BOMBERO (como dice el pastor Gustavo)

 

"Hay olor a quemado? Al instante suena la alarma de incendio, alguien llama a los bomberos y estos vienen al instante con sus mangueras y extinguidores. Todo se resuelve rápidamente, y lo que comenzó con un olor sospechoso terminó en un sonido ensordecedor, agua y desorden.

Así es el trabajo del bombero: siempre alertas a un llamado de auxilio, el deber de accionar velozmente y cumplir con la misión de “apagar incendios”.

Dios no es bombero. A Él nada lo toma por sorpresa. Ni un incendio, ni un problema, ni una pérdida, no hay nada que a Dios lo sacuda sorpresivamente y lo obligue a hacer algo sin pensar. Dios no actúa impulsivamente, no anda por la vida “apagando incendios”. Es decir, Él no va solucionando a los tumbos los problemas que nos van surgiendo. No! Para nada!

El obrar de Dios es más parecido al de un arquitecto que al de un bombero. El arquitecto es previsor, estratega, detallista. Sabe cuánto peso puede soportar un techo, sabe qué grosor debe tener el caño de la cocina  y prevé toda posible situación con una solución minuciosamente pensada. Por ejemplo: Si se corta la luz, accionaremos el equipo electrógeno. Instalaremos un estabilizador de tensión para los días de tormenta, a los techos los pintaremos con una pintura que no deje filtrar agua en caso de lluvias fuertes, etc. Si apareciera un problema de electricidad, el arquitecto usará el plano para ver por dónde pasan los cables dentro de la casa, etc.

De la misma manera obra el Señor. Él tiene todo calculado, por eso decimos que jamás pierde el control de nuestras vidas, aunque a veces pareciera que sí.

Cuando el Señor le pidió a Abraham que lleve a su hijo al monte para ser sacrificado fue una terrible encrucijada la que habrá sentido el pobre! Como me pides Señor que sacrifique al hijo que prometiste hace tantos años? Obedeceré a Dios y mataré a mi hijo? O dejaré a mi hijo con vida aunque me pese desobedecer al Dios que me lo dio?

Pero Abraham confió que Dios haría algo, y tomó el cuchillo, lo alzó hacia el cielo y cuando estaba a punto de bajarlo lentamente sobre el pecho de su hijo, Dios gritó: “ALTO!”

Y de repente dejó ver un cabrito listo para ser usado para el sacrificio.


Dios ya lo tenía pensado! Abraham en medio de una terrible encrucijada, y Dios, previsor como un arquitecto con la solución en frente de sus ojos.

Qué paz! Saber que nada de lo que pase en nuestras vidas puede tomar de sorpresa al Dueño de mi vida!

Gracias Señor por ser mi Dios!

Gracias por no ser un Dios bombero!

Gracias por la solución que ya has previsto para todo lo que me pasa y me pasará en mi vida!"
Natalia Managó
 
 
 
SI queres participar del evento "Familias agradecidas" podes hacerlo desde la página de . FACEBOOK

viernes, 1 de noviembre de 2013

FAMILIAS AGRADECIDAS 2013

 
 
 
Hace un par de semanas, mi amiga Analía Capurro, autora de DE LOS TALES, me propuso repetir el Dia de Acción de Gracias combinando los dos blogs. Me pareción una excelente idea!
Recuerdo que las familias que se sumaron en aquella oportunidad tuvieron una noche hermosa que seguro recordarán por mucho tiempo! Quienes quieran ver fotos pueden hacer CLICK AQUÍ o AQUÍ,

Y para quienes quieran "chusmear" cómo lo festejó mi familia ese año, les dejo este LINK

Les transcribo algunos comentarios que me hicieron familias que se unieron aquella noche:



''...que alegria y emoción! Dar gracias a Dios juntos como familia! Satanas estaba preocupado... la bebé empezó con a llorar con todo por cólicos, a la nena se le caía todo, la cámara no tenia bateria... pero luego de orar todo se fue calmando y pudimos tener nuestra noche de agradecimiento. Preparamos una linda mesa, nuestra pequeña ayudo consiente de lo que íbamos a hacer.Mi esposo compro un postre especial. Comimos algo sencillo y después dibujamos aquellas cosas por las cuales damos gracias al todopoderoso! y para terminar oramos todos, dando gracias a Dios por estar en cada detalle! Dios debe haber tenido una sonrisa de oreja a oreja, como vos decías ayer. Gracias por motivarnos a dar gracias a Dios.-- ''

''me alegro que todo halla salido lindo!, nosotros todavìa no cenamos, esta en mi corazòn poder hacerlo en casa, pero como que ninguno esta "metido" en las cosas de Dios y es un desafìo!, asi que te pido oraciòn para que Dios acomode todo y pueda ser un testimonio y un comienzo en la vida de cada uno de mis fliares!''

''En casa nos reunimos los cuatro, invitamos a la abuela, y agradecimos juntos a Dios agarraditos de las manos...La cena no fue nada fuera de lo comun, pero lo importante es la alegria de tener un Dios y Padre bueno y generoso... "Donato: que le queres agradecer a Dios? - Porque Jesus es amoroso...porque te quiero, Jesus!" Gracias!!! Y que tal si en vez de esperar un año, repetimos la experiencia mas seguido? No estaria bueno una vez al mes? : ) ''

"... nosotros tambien la tuvimos y fue muy lindo, una experiencia distinta. Gracias por haber compartido esto con todos nosotros. Dios te bendiga''

''Muchísimas gracias x motivarnos de esta forma, a nivel familia fue una bendición tremenda esta noche! Gracias!!!! Dios te bendiga''
 
Si te queres unir a esta movida, podes hacerlo poniendo "PARTICIPAR" en el evento FAMILIAS AGRADECIDAS de Facebook AQUÍ
Allí podrás recibir actualizaciones, ideas, recetas, imprimibles, y además conocer a las demás familias de todo el mundo que se suman a celebrar el DIA DE ACCIÓN DE GRACIAS.
 
 
Dios te bendiga!
 
Natalia
 
 

domingo, 22 de septiembre de 2013

Devocional para niños basado en Juan 10:10


La campera nueva y sin estrenar de Cristian

Cristian pasaba cada día por la vidriera de un local de ropa y miraba con admiración aquélla campera deportiva. Se la veía súper abrigada, de color azul, su favorito y hasta el talle parecía que le quedaría perfecto! Qué bien luciría con esa campera. En cambio la que llevaba puesta era una viejita, con los colores gastados, sucia del uso y ya le quedaba corta de mangas.

El problema era el precio. Estaba etiquetada a un valor altísimo porque era una campera de la marca más sofisticada. Realmente era inalcanzable para Cristian.

Cuando llegó el día del cumpleaños de Cris, su abuela Ludovica, quien sabía cuánto ansiaba Cristian aquella campera, se acercó a la tienda y la compró. Usó todos los billetes que tenía en su billetera! Pidió que la envolviesen para regalo y muy contenta se llegó a la casa de su nieto para regalársela.

Imaginen la cara de Cristian cuando abrió el paquete!!! N podía creer que aquella campera que el ansiaba tanto detrás de un vidrio hoy estuviera tan cerca de él, entre sus manos!

Rápidamente se quitó la vieja campera y la regaló. Ya no la necesitaba más, luego colgó la campera en una percha y la dejó bien visible en su habitación. No se atrevió ni siquiera a probársela aquél día. Tampoco lo hizo el segundo, ni el tercero, ni la próxima semana, ni la siguiente.

El frío ya estaba instalado en la ciudad donde Cristian vivía, y los paseos de su casa a la escuela en bicicleta se hacían cada vez más difíciles, pues su cuerpo tiritaba de frío…mientras su campera nueva, abrigada, y acolchadita permanecía allí, colgada en la percha, reluciente, sin ser aprovechada.

Por qué Cristian no se ponía la campera siendo que la había deseado tanto? Por qué se conformaba con solo tenerla allí colgada? Le era útil de esta manera?

Sabes, esta historia de Cristian y su campera nueva sin estrenar me recuerda a la vida nueva que Jesús nos regaló.

Nosotros no podíamos comprar la salvación. No teníamos nada con qué pagar! Ser buenos, portarnos bien jamás alcanzaría para ser salvos, porque siempre algo malo tenemos: un pensamiento, una mala actitud…

Entonces Jesús, que es el único limpio y sin mancha, ofreció su vida en la cruz y así pagó la salvación para nosotros. Y junto con la salvación nos dio la “vida abundante” para que vivamos con paz, con gozo, caminando en buenas obras, con victorias, con su ayuda, con su guía, etc.

El problema es que a veces nos conformamos con la salvación y tenemos “colgada de una percha” la vida abundante comprada en la cruz, de “vista” sin estrenar.

Y mientras está allí esperando a ser vivida, andamos tristes por la vida, cometiendo errores, sin esperanza, sin ayuda, sintiéndonos solos, llenos de preguntas, con desánimo, y con miedo a todo.

Que no nos pase como a Cristian! La “vida abundante” que Jesús compró para ti en la cruz a un alto precio: su vida, está “lista” para ser vivida.

“El ladrón vino para matar, hurtar y destruir, pero YO he venido para darles VIDA, Y VIDA EN ABUNDANCIA” Juan 10:10

No es lo mismo tener una campera colgada en una percha que tenerla puesta, no?

De la misma manera no es lo mismo ser salvo, que vivir la “vida abundante”. Vístete tus ropas de cristiano! Vamos! Hay una vida abundante y llena de aventuras de la mano de Jesús!
 
(Este dibujo lo hizo la autora mientras creaba el devocional que estás a punto de leer. Ilustra bastante el contenido del mismo y lo incluímos porque nos pareció divertido! Se ve un abrigo en la viedriera, otro en una percha y luego se ve a un niño que el abrigo puesto...si quieres entender de qué se trata lee el devocional!)
 

jueves, 4 de julio de 2013

Monster University: Un devocional que no da nada de susto!





"RANDY, EL QUE NO SOPORTÓ LA PRESIÓN"

RANDY era un personaje bueno. Tímido y temeroso del ridículo. Tenía buenas intenciones…

Puedes mencionar  alguna?

Te acuerdas que cuando se presenta a Mike como su compañero de cuarto le permite escoger primero la cama?

Realmente era un buen chico, como cuando llevó los cup cakes hechos por el mismo a la fiesta para todos los invitados, pero algo sucedió en la película que lo convirtió en chico malo.

Qué crees?

Yo creo que Randy se equivocó cuando eligió ceder a la presión del grupo.

Te acuerdas por qué?

Claro, Randy toma una decisión al comienzo de la película. Abandonar a su compañero de cuarto para pasarse al equipo contrincante, donde todos ganan.

Qué hubieras hecho tu en su lugar?

Ayudarías a tu compañero de cuarto a quien no le está yendo muy bien? O Te cruzarías de bando, y hacer todo lo que te pidan con tal de pertenecer al grupo de los ganadores?

Te acuerdas quién ayudó con la trampa de la fiesta, donde les tiran pintura, confites y flores a la fraternidad?

Harías, como hizo Randy, cualquier cosa con tal de que te dejen estar en ese grupo?

Este personaje me recuerda a una persona que vivió en los tiempos de Jesús.

Te doy una pista?

Su nombre comienza con “J”.

JUDAS

Este hombre conocía muy bien a Jesús, había caminado con él, había sido testigo de los milagros de Él, pero sabía que Jesús iba a morir y que los soldados le buscaban, asique tomó una decisión:

Vender a Jesús por unas monedas de plata.

Y así se pasó de bando. Como Randy.

Tuvo lo que deseaba? Sí. Pero la culpa le jugó una mala pasada y no lo dejó disfrutar de las monedas. Terminó mal. La Biblia cuenta que Judas se ahorcó.

Y no fue el único que cedió a la presión del grupo en la Biblia: “En cierta ocasión, Aarón, el hermano de Moisés, se dejó llevar por la presión de grupo. Cuando los israelitas le pidieron que les hiciera un ídolo, accedió a sus deseos. Pero no creas que era un debilucho. Recuerda el valor que había demostrado anteriormente cuando se presentó junto con su hermano delante del faraón —el hombre más poderoso de Egipto— y le comunicó los mensajes de Dios. En cambio, ahora, al enfrentarse a sus compañeros israelitas, su reacción fue totalmente distinta. Le fue más difícil resistir su influencia que plantarse delante del rey de Egipto. ¡Qué poderosa es la presión de grupo! (Éxo. 7:1, 2; 32:1-4.)” (Comentario tomado de Internet)

Y otro que tuvo muchísima presión fue el mismo Jesús! Cuando estaba ayunando y Satanás lo tentó con comida, cuando estaba en la cruz sufriendo y el pueblo le pedía que demuestre que era hijo de Dios bajándose de la cruz. Él sí que sabe lo que pesa la presión del grupo! Por eso te entiende, y por esta razón puso en ti valentía para soportarla.

Asique la próxima vez que te encuentres en posición de tomar una decisión recuerda lo que dice la Palabra de Dios:

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y dominio propio”  (2 Timoteo 1:7)

Conoces situaciones donde pesa la presión del grupo? Quieres mencionar algunas para orar en este momento por esto?