domingo, 11 de noviembre de 2012

Devocional para niños: el gajo de la mansedumbre


El gajo de la

MANSEDUMBRE

 

 

Estamos por terminar de conocer los nueve gajos de este fruto tan especial! Recuerdas cuáles hemos visto?

 

Cuántos nos quedan? Dos, caro! La MANSEDUMBRE es uno de ellos.

Qué características crees que tiene una persona MANSA?

Ser manso no tiene nada que ver con ser débil, ni vergonzoso, ni tímidos. Al contrario, es manso aquel que puede responder con sencillez, calma y paz cuando se lo están ofendiendo. No evade el conflicto, sinó que lo enfrenta con las palabras adecuadas. Es manso aquel que puede refrenarse de pegarle a una persona cuando esta lo haya agraviado, es manso aquél que contesta con calma y suavidad a una persona que le habla con gritos e insultos, es manso aquél que sabe “dominar” su cuerpo, sus palabras y su tono de voz en una situación irritante, es manso e que busca siempre la paz.

En la antigüedad se describía la MANSEDUMBRE con un caballo salvaje es domado. El caballo mantenía su fuerza pero ahora es manso y útil para el hombre. Así somos nosotros cuando el Espíritu Santo vive adentro nuestro.

Te dejo unos textos bíblicos para que leas de tu Biblia:

Mateo 11:29

1 Pedro 2:23

Y te dejo el desafío de practicar la mansedumbre.

Dios te bendiga!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada