jueves, 9 de diciembre de 2010

Devocional para niños sobre la PERSEVERANCIA serie PROVERBIOS



Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de crema. 

Inmediatamente sintieron que se hundían, era imposible nadar en esa masa espesa como arenas movedizas. 

Al principio las dos patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente, pero era inútil, solo conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. 

Sintieron que cada vez era más difícil salir a la superficie a respirar. 
Una de ellas dijo en voz alta: -"No puedo más. Es imposible salir de aquí, esta materia no es para nadar. Ya que voy a morir no veo para qué prolongar este dolor. No entiendo qué sentido tiene morir agotada por este esfuerzo inútil"
Y dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapidez. Siendo literalmente tragada por el espeso líquido blanco. 

La otra rana, quizás más persistente, o quizás más tozuda, se dijo: -"No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo, ya que la muerte me llega, prefiero luchar hasta mi último aliento. No quisiera morir un segundo antes de que llegue mi hora". 

Y siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar un centímetro. Horas y horas! 

Y de pronto… de tanto patalear y agitar, agitar y patalear…La crema se transformó en manteca. La rana sorprendida dio un salto, y patinando llegó hasta el borde del pote.

(Adaptación de ‘The Two frogs and the cream’ de Hamlet)

 


La perseverancia es la actitud de ser firme en alcanzar un objetivo. Cuando te propones algo es muy importante que luches hasta conseguirlo. No te dejes vencer por el desánimo cuando no te salen bien las cosas, no abandones por cansancio, no te fijes si los demás te acompañan o han dejado el trabajo por la mitad.
Tú continúa! Piensa que no estás solo, que la presencia de Dios está contigo acompañándote y dándote las fuerzas necesarias para terminar. Tú tienes ‘ayuda extra’ si eres un hijo de Dios puedes hacer cosas que los demás no pueden si recurres al Señor como tu AYUDADOR.
La Biblia dice en Proverbios 24: 10
‘Quien se rinde ante un problema, no demuestra fuerza ni carácter’
Sabes? El Señor JAMÁS se rinde! Lo que Él se ha propuesto hacer contigo, lo terminará hasta el final! Eso lo dice en Filipenses 1:6. Y yo lo creo! Él es nuestro mejor ejemplo de PERSEVERANCIA.
No solamente te ayuda a perseverar sino que te equipa para que lo logres! Qué crees que estas necesitando para alcanzar el objetivo que te habías propuesto?
Fuerzas?
Entendimiento?
Dinero?
Un amigo que te ayude?
Valor?
Todas estas cosas están disponibles para vos si se las presentas en oración a Dios. Ora por ese objetivo que te está costando alcanzar e imita a la ranita que siguió pataleando hasta que ocurrió el milagro de la manteca!
Dios te bendiga!








SI QUIERES LA VERSIÓN PARA IMPRIMIR DE ESTE DEVOCIONAL, HAZ CLICK AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada