jueves, 13 de enero de 2011

Devocional para niños sobre la BELLEZA, serie PROVERBIOS



La belleza que jamás se marchita
Mamá cumplió años y papá le trajo unas preciosas rosas color té.  Aún no habían florecido, eran unos pimpollos grandes como pelotas de tenis y olían increíblemente bien. Estaban envueltas en un gran paquete de papel transparente con una tarjeta firmada por papá y mucho brillo alrededor.
Mamá corrió en busca de un florero alto y le puso agua, desató el envoltorio en el que venían las rosas y poco a poco las fue a acomodando allí.
Qué bien lucían! Cuánto decoraron esas rosas nuestro living. Cada visita que recibíamos hacía un comentario de las rosas. Una vez abiertas desprendían aún más aroma.
A Papi se le ocurrió que nos saquemos una foto al lado de ellas pues eran preciosas.
Una mañana nos levantamos y notamos que los pétalos se habían desprendido de las flores. Los tallos ya no estaban erguidos, por el contrario parecían blandos y se habían doblado como si estuvieran mirando el suelo. Ya las rosas no alegraban más nuestro comedor, parecían tristes y feas.
Ahí entendí la tarjeta que papá había escrito cuando le regaló las flores a mami. Decía algo así:
‘Lo que me ha enamorado de ti no es tu belleza que seguramente será pasajera como estas flores, sino tu corazón amoroso para con nosotros, lo cual se que durará para siempre’
La belleza de mi mamá no estaba relacionada con su cabello rizado y largo, ni con su figura esbelta, ni con la ropa que llevaba puesta. Su hermosura estaba en el corazón humilde, servidor, generoso, paciente, sabio y amoroso que tenía.  La belleza de las personas se marchita como las flores, es pasajera. Lo único que perdura es su corazón.
Y así lo enseña nuestro Padre, cuando dice:
 ‘La hermosura es engañosa, la belleza es una ilusión;
    ¡Sólo merece alabanzas la mujer que obedece a Dios!’ (Proverbios 31:30)
Hace mucho tiempo un varón de Dios, llamado Moisés tuvo una cara nueva, esplendida y brillante luego de haber pasado un buen rato conversando con Dios
Por lo que esta palabra no solo está dirigida a las mujeres, los varones también pueden volverse increíblemente irresistibles y bellos si obedecen a Dios en primer lugar.
Recuerda que el ‘’corazón alegre hermosea el rostro’’  (Proverbios 15:13)


SI QUIERES LA VERSIÓN PARA IMPRIMIR DE ESTE DEVOCIONAL, HAZ CLICK AQUÍ


4 comentarios:

  1. nati querida que lindo devocional me impacto

    ResponderEliminar
  2. REALMENTE TU TRABAJO ES MUY LINDO!!!YO TAMB TRABAJO EN UNA IGLESIA EN PADUA, PERO TRABAJAMOS CON TITERES, ES UNA TAREA HERMOSA LA DE TRABAJAR PARA NIÑOS!!!!TE BENDIGO HERMANA!!!
    MI NOMBRE ES MYRIAM

    ResponderEliminar
  3. Gracias Myriam! Qué bueno que trabajas usando títeres! A los chicos les encantan, y son algo que se está perdiendo por la tecnología. Te animo a continuar con esa tarea sabiendo que tu trabajo en el Señor no es en vano!
    Natalia

    ResponderEliminar