miércoles, 19 de enero de 2011

DEVOCIONAL PARA NIÑOS sobre la LOS DICHOS DE DIOS,


Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! 
      ¡Son más dulces que la miel a mi boca! (Salmo 119:103)

La miel es una sustancia parecida al caramelo derretido que producen las abejas a partir del polen de las flores. Es muy dulce. Tiene muchas cualidades, aparte de servir como endulzante de alimentos, tiene propiedades terapéuticas: es decir alivia dolores y desinflama zonas irritadas del cuerpo.
Cuando el escritor de este salmo compara la palabra de Dios con la miel, nos está queriendo decir algo muy importante.
Leer la Biblia no solo reconforta nuestra alma porque estamos leyendo los pensamientos de Dios, sino que puede sanar nuestro corazón, aliviar nuestros dolores y calmar nuestras ansiedades, así como lo hace la miel, y aún más, porque la palabra de Dios es aún más dulce que la miel!
Nadie puede decir que sabor tiene la miel sino la ha probado: de la misma manera debes probar leer la Biblia y gustar de los dichos de Dios.
Algunos dichos de Dios muy dulces:
‘YO te guiaré’’ (Isaías 58:11)
‘Yo estaré contigo y te daré descanso’ (Éxodo 33:14)
‘Nunca te abandonaré’ (Josué 1:5)
‘Yo soy tu ayudador’ (Hebreos 13:6)
‘Yo estoy contigo todos los días, hasta el fin del mundo’ (Mateo 28:20)
‘Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida’
Qué te parece si buscas estos 6 textos en tu Biblia y los subrayas?  piensa que hay más dulzura dentro de la Biblia esperando ser degustada por ti.
Leer la Biblia endulzará tu corazón, esto se reflejará en tus pensamientos y se oirá en tus propios dichos. Todos  a tu alrededor se darán cuenta que tienes ‘’algo’’ de Dios si empiezas a gustar de sus dichos.

 Una receta para saborear mientras piensas en Dios y sus dichos:
GALLETITAS DE MIEL
 Cantidad: 4 docenas

INGREDIENTES
180 gramos de manteca
1/4 taza de miel
1/3 taza de azúcar ( 65 gramos )
1/4 taza de leche tibia (60cc. )
3 tazas de harina ( 360 gramos )
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 cucharadita de canela

PREPARACION
Batir la manteca con el azúcar hasta formar una crema. 

Aparte se mezclan la miel y la leche tibia y se vuelcan al batido anterior, uniendo bien. 

Tamizar la harina, el polvo de hornear y la canela y agregar a la primera preparación uniendo todo hasta formar un bollo. 

Dejar descansar un rato y luego estirar la masa dejándola más bien fina (3mm). 
Cortar galletitas de formas variadas y colocarlas sobre una placa algo enmantecada. 

Cocinar en horno caliente, durante 10 minutos o hasta que estén cocidas pero no doradas. 
Estas galletitas duran varios días en frascos cerrados
 

SI QUIERES LA VERSIÓN PARA IMPRIMIR DE ESTE DEVOCIONAL, HAZ CLICK AQUÍ

3 comentarios:

  1. querida Naty, no tenes una idea de la ayuda que nos ha sido descubrir tu blog! es un abendicion enorme! como te imaginaras aqui no se consigue literatura cristiana, y menos para niños! cada dia nos sorprendemos como familia con lo que Dios nos habla a traves tuyo. un gran cariño!El Dios que te inspira te guarde y te recompense al ciento por uno! beso para Anita de Paloma.
    Claudia G.de Valls

    ResponderEliminar
  2. Claudia!
    Y vos no tenés una idea cuánto me ministró el Señor con tu comentario en medio de un desierto de dudas por el que atravecé estos últimos días!
    Guardo TANTO cariÑo por vos y por tu familia!!!
    Te quiero mucho!
    NAty

    ResponderEliminar
  3. DIOS TE BENDIGA NATALIA, UN GUSTO PODER LEER TU BLOG ... SABES YO QUISIERA HACER UN BLOG PARA COMPARTIR MUCHAS LECCIONES BIBLICAS PARA NIÑOS, PERO NO TENGO IDEA DE COMO CREEARLO, PODRAS ORIENTARME? Y ASI PODER SER DE BENDICION A OTROS.

    ResponderEliminar