jueves, 28 de abril de 2011

DEVOCIONAL PARA NIÑOS SOBRE EL REY EZEQUÍAS



A quién admiras? A quién conoces que todo lo que hace le sale bien? A quién te gustaría parecerte y por qué? Quién crees que es tan pero tan exitoso que nadie se compraría con él? (no vale decir Dios!)
Puedes pensar en un niño de tu edad, un muchacho, o un héroe de la historia, o alguien de “carne y hueso” que sea reconocido (aunque puede que no sea famoso) por su manera exitosa de hacer las cosas, por haber alcanzado metas importantes, o por haber quedado su nombre en el recuerdo de todos por alguna hazaña que haya realizado, alguien a quién tu admires mucho y quizás te quisieras parecer algún día. Puede ser un maestro que recuerdes por alguna bella actitud que haya tenido contigo, un amigo o un familiar.
 Se te ocurrió alguno? (Escríbelo aquí)…………………………………………………………………………..
Por qué lo has elegido?.....................................................................................................
Quieres conocer a un joven de la Biblia que le fue muy, pero muy bien?
A los 25 años ya era rey de Jerusalén, y cuenta la Biblia que:
“No hubo nadie como él entre todos los reyes de Judá, ni antes ni después de él” (2Reyes 18: 5). Además “la mano del Señor estaba con él y tuvo ÉXITO en todo lo que hizo” (2 Reyes 18: 7)
Su nombre fue EZEQUÍAS.
No fue suerte la de Ezequías, eh! Él tenía ciertas ACTITUDES que llevaron a convertirse en un joven digno de admirar.
Esas actitudes las encontramos si leemos los 2 textos citados anteriormente de manera completa. Aquí te los transcribo:
“Ezequías confiaba en el Señor, Dios de Israel. No hubo nadie como él entre todos los reyes de Judá, ni antes ni después de él. Permaneció fiel al Señor en todo, y obedeció cuidadosamente todos los mandatos que el Señor le había dado a Moisés. Por eso el Señor estaba con él, y Ezequías tuvo éxito en todo lo hizo”
Puedes subrayar las 3 actitudes que tuvo este joven para tener éxito en todo?
1)      Ezequías confiaba el Señor. Esto es que recurría a Él ante cualquier necesidad y se quedaba tranquilo de que Dios se ocuparía y obraría a favor suyo, sin dudar.
2)      Permaneció fiel al Señor en todo: quiere decir que Ezequías trataba de hacer todo lo que agradaba al Señor y evitaba hacer lo que le desagradaba. Para esto debía conocer mucho a Dios, seguramente hablaba con a diario, lo buscaba, oraba  y le consultaba todo.
3)      Obedeció cuidadosamente todos sus mandatos. Ezequías era obediente a lo que Dios le pedía. Si Dios decía: “No adores a otros dioses fuera de mí” Ezequías se preocupaba por hacerle caso y enseñar a los demás a no hacer lo que a Dios no le gustaba. Si Dios decía: “Ezequías, conquista esa tierra” Ezequías se preparaba y lo hacía. Todo lo que Dios le pedía eso hacía Ezequías.
Si quieres convertirte en un niño, o un joven que se destaque entre los demás empieza por imitar estas tres actitudes que nos deja Ezequías:

Confía, se fiel y obedece al Señor. Y su mano estará sobre ti dándote ÉXITO en todo.
Dios te bendiga!
Natalia Managó
(Si quieres conocer su historia completa puedes buscarla en el libro de 2da. Reyes, capítulo 18)

3 comentarios:

  1. esto me encanta los niños son pequeños discipulos

    ResponderEliminar
  2. linda manera de contar las grandes historias de la Biblia a nuestros niños! Dios te bendiga y te siga usando.

    ResponderEliminar
  3. felicidades... esta historia guiara a tantos niños DIOS TE BENDIGA SIGUE!!!
    :D

    ResponderEliminar