viernes, 6 de mayo de 2011

DEVOCIONAL PARA NIÑOS, serie: "Haciendo mi devocional en 6 pasos"



Haciendo mi devocional yo solito…en 6 sencillos pasos
La historia de Malo-Man
1 -Ora a Dios para que en los próximos 10 MINUTOS hable directo a tu corazón.
2- Abre tu Biblia en: Isaías 62:2
3- Lee la siguiente historia:
 Esta es la historia de Malo-Man.
Malo-Man era muy vago. En vez de levantarse cada mañana temprano para salir  a trabajar, prefería remolonear hasta el mediodía. Luego de despertarse, como tenía mucha hambre, sin pasar por el baño a lavarse los dientes, iba derecho a la heladera en busca de leche y galletas. Para su desilusión no encontraba nada, pues nunca tenía dinero para comprar este tipo de cosas, porque no trabajaba.
Entonces salía a la calle en busca de ancianas. Como ellas no corren rápidamente, él les arrebataba sus carteras y huía al trote sabiendo que ellas jamás lo alcanzarían.
Con ese dinero compraba cada día la leche y las galletas. Cuando se llenaba la panza, una vocecita interna le decía que eso estaba mal, que él debía ir a su trabajo temprano y ganar el dinero haciendo un sacrificio, en vez de obtenerlo de manera rápida y equivocada. Pero Malo- Man era terco, y no le gustaban los sacrificios. Además como le costaba tanto dormirse, cuando llegaba la mañana no podía salir de la cama!! Asique cada día transcurría monótonamente igual para él.
Una tarde, encontró una anciana con una cartera muy grande. “Seguro lleva mucha plata allí adentro”- pensó Malo-Man.  Y fue por ella, sabiendo que como siempre, él saldría corriendo y la anciana quedaría asustada y confundida, sin su cartera.
Pero esta vez fue diferente. Ella no era una anciana, era un policía disfrazado, que lo estaba esperando para tenderle una trampa.
Cuando Malo-Man le arrancó del hombro la cartera, el policía comenzó a correr detrás de él velozmente. Malo-Man cruzó la avenida sin mirar hacia los costados y justo venía un auto, que clavó los frenos pero golpeó las piernas de Malo-Man dejándolo tirado en la calle.
Casi muere esa tarde! Una vez en el hospital, Malo-Man conversó acerca de lo sucedido con el policía. Éste le habló de Jesús, de su gran amor por él, y que no necesitaba hacer cosas malas para vivir. Que si hacía las cosas a la manera de Dios, seguramente dormiría con paz toda la noche y no se vería envuelto en tantos problemas.
Esa tarde, en la habitación del hospital Malo- Man se arrepintió de su vida mala ante Jesús, le pidió perdón por todo el daño que había hecho y le pidió que entrara a su corazón para ayudarlo cada día a hacer las cosas a la manera de Dios.
Por supuesto que Jesús lo perdonó, y el policía también! Pero lo mandó a buscar a cada ancianita a quien le había robado a pedirle perdón.
Ese día Jesús hasta le cambió el nombre! Ya no era más Malo-Man, ahora se llamaba Perdonado-Man.
Perdonado-Man empezó a vivir a la manera de Dios, y sus hábitos cambiaron. Dormía con paz toda la noche, y se levantaba bien temprano, descansado y felíz para salir a trabajar.
4- Medita en tu corazón contestando estas preguntas:
1-    Cómo viví Malo-Man antes de su accidente?
2-    Qué hizo en la habitación del hospital luego de escuchar al policía?
3-    Por qué Malo-Man recibió el perdón de Jesús?
4-    Qué significa vivir “a la manera de Dios”?

4- Escribe lo que crees que Dios te acaba de enseñar con esta historia
6- Ora a Dios y pídele que te ayude a recordar la enseñanza que te acaba de dar.

1 comentario: